Energía y compost con la paja de arroz

Compromís per Valencia ha propuesto emplear las 50.000 toneladas de residuos de paja del arroz de la Albufera para generar energía y compost, una iniciativa que, según ha resaltado grezzi_comproms_verd_peq, ya se ha puesto en marcha en otras localidades.

Nuestro candidato al Alcaldia propone que la paja recogida se destine a alimentar una planta de biomasa, en la que se produciría metano por fermentación que, tras un proceso de combustión, permitiría generar electricidad. Además, podría también usarse la paja para fabricar compost, que sería usado como adobe.

Esta planta de biomasa, además de generar puestos de trabajo, sería la solución a los continuos problemas que crea la ineficacia del Ayuntamiento en esta materia. Teniendo en cuenta que la acumulación de paja en los arrozales, fruto de la cosecha del arroz, es muy contaminante porque estos restos se pudren.

Mientras que la quema de la paja, que se ha estado practicando los últimos dos años, tampoco es una opción viable, ya que genera mucha contaminación, lo que provoca las continuas quejas de los habitantes de las pedanías y de las poblaciones del sur de Valencia y, además, no está permitida por la Unión Europea.

Otras ciudades, como la de Lünen (Alemania), han optado por utilizar los restos orgánicos de las granjas y de las casas para convertirlos en energía, de tal forma que gran parte del consumo energético de la ciudad, de cerca de 100.000 habitantes, es suministrado por este tipo de energía.

Hay soluciones técnicas que permiten resolver este problema, para convertirlo en una oportunidad par generar electricidad que podría venderse a las compañías eléctricas; el compost generado permitiría mejorar el contenido en materia orgánica del suelo valenciano.

Quizás, la única posible objeción, pueda venir a cuenta de la inversión inicial. En este aspecto, cabe resaltar que podrían utilizarse vías de financiación europea para la construcción de estas plantas. Unos fondos que la UE destina a mejorar los aspecto ambientales de la actividad industrial y agrícola, al mismo tiempo que el apoyo a la producción de energía mediante tecnología limpias y sistemas renovables.